Muy distinto en su estilo, Da Lime es un club de playa y un restaurante casual, un “Happy Beach Club”
ubicado entre el hotel y la playa.

Sugestivamente, Da Lime significa “la fiesta”,
“the gathering” en criollo limonense o patois,
por lo que ofrece un acogedor espacio para
reunirse y disfrutar.



La edificación que lo hospeda fue una casita de madera sencilla de dos plantas que remodeló Elizabeth para hacer el restaurante de playa del Hotel Aguas Claras y fue restaurada respetando su arquitectura inicial.

El diseño interior es divertido y retro y la paleta de colores se basó en la selva que rodea la casa.


















El jardin de Da Lime fue diseñado por la diseñadora Costarricense Carmen Sasso Gordienko


En el camino a la playa se encuentra la instalación “Hacia/Desde Mar” de la propietaria Elena Rohrmoser y su pareja y artista Fabián Alvarado.

La idea de esta instalación es que el visitante sea invitado a ser parte del paisaje en el que está inmerso con su presencia interactiva, ya sea física o virtual.